Laudo dictado en un caso que involucra reclamaciones conforme al CAFTA y a la Ley de Inversiones de El Salvador

PacRim1.JPG​El primer caso en el cual una audiencia del CIADI fue transmitida públicamente por Internet, Pac Rim Cayman LLC c. República de El Salvador (Caso CIADI N.o ARB/09/12), concluyó recientemente con un Laudo. Las audiencias sobre jurisdicción fueron transmitidas públicamente sobre la base de las disposiciones en materia de transparencia del Tratado de Libre Comercio República Dominicana - Centroamérica - Estados Unidos (CAFTA, Art. 10.21).

Luego de la fase jurisdiccional, el Tribunal (V.V. Veeder, Gran Bretaña, en calidad de Presidente; Guido Santiago Tawil, Argentina; y Brigitte Stern, Francia) dictó un Laudo en el que se rechazaban todas las reclamaciones del inversionista y se le ordenaba a Pac Rim que abonara parte de los costos de El Salvador.

Pac Rim, sociedad inscrita en el estado de Nevada en los Estados Unidos, alegó que El Salvador había violado el CAFTA y la Ley de Inversiones de El Salvador del año 1999 (modificada posteriormente en el año 2013) por no haber autorizado la licencia de explotación aurífera correspondiente a la mina de oro subterránea "El Dorado" ubicada en Las Cabañas y San Vincente, en el norte de El Salvador. Pac Rim solicitaba una indemnización por daños monetarios de USD 284 millones para compensar las pérdidas en las que había incurrido como consecuencia de las supuestas violaciones.

El Tribunal decidió bifurcar la cuestión y analizar los argumentos en materia jurisdiccional antes de proceder a abordar el fondo. En su Decisión sobre Jurisdicción, el Tribunal desestimó las reclamaciones de Pac Rim conforme al CAFTA invocando la cláusula de denegación de beneficios del tratado. Sostuvo que Pac Rim no podía valerse de la protección conferida por el CAFTA, ya que era propiedad exclusiva de una sociedad canadiense y carecía de actividades comerciales de relevancia en los Estados Unidos tal como lo requiere el Artículo 10.12.2 del CAFTA. Canadá no es Parte Contratante en el CAFTA. En tanto las reclamaciones en virtud del CAFTA fueron desestimadas en la Decisión del Tribunal, el caso prosiguió sobre el fondo sólo respecto de las reclamaciones conforme a la Ley de Inversiones.

En cuanto al fondo del caso conforme a la Ley de Inversiones, Pac Rim alegó que El Salvador había violado lo siguiente: (i) la prohibición respecto de medidas arbitrarias y discriminatorias de conformidad con el Artículo 6; (ii) la prohibición de proceder la expropiación sin indemnización de conformidad con el Artículo 8; y (iii) el derecho de protección de la propiedad de conformidad con el Artículo 13.

En el Laudo, el Tribunal concluyó que Pac Rim carecía de todo derecho legal a obtener la licencia de exploración solicitada, puesto que incumplía los requisitos de la Ley de Minería de El Salvador del año 1999. En particular, el Tribunal concluyó que Pac Rim no había adoptado las medidas necesarias para adquirir la propiedad legal de las tierras cubiertas por la concesión y, en consecuencia, no podía obtener las licencias necesarias por parte del gobierno conforme a la Ley de Minería, tal como interpretara la Dirección de Hidrocarburos y Minas del Ministerio de Economía. En sus conclusiones sobre el fondo, el Tribunal sostuvo que "[c]omo regla general, tiene que haber deferencia de los tribunales internacionales a la interpretación unánime de las propias leyes, ofrecida de buena fe por las autoridades responsables de un Estado en un momento anterior a que surja la diferencia entre las partes" (Laudo, párr. 8.31).

Las grabaciones de las audiencias públicas en Pac Rim y otros casos pueden verse en el sitio LiveStream.